El Maha-mantra Hare Krishna

Por Srila Prabhupada

Esta vibración trascendental del canto de Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare, Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare es el método sublime de revivir nuestra conciencia de Krishna. Como almas espirituales vivientes, todos nosotros somos originalmente entidades conscientes de Krishna, pero debido a nuestra asociación con la materia desde tiempo inmemorial, nuestra conciencia está ahora contaminada por la atmósfera material.

Dentro de este concepto contaminado de la vida estamos tratando de explotar los recursos de la naturaleza material, pero en realidad nos estamos enredando más y más dentro de sus complejidades. Esta ilusión es llamada maya, nuestra dura lucha por la existencia para sobrepasar las leyes severas de la naturaleza material.

Esta lucha ilusoria contra la naturaleza material puede ser detenida al instante con el renacimiento de nuestra conciencia de Krishna. La conciencia de Krishna no es una imposición artificial sobre la mente. Es la energía original de la entidad viviente. Cuando nosotros escuchamos la vibración trascendental, esta conciencia es revivida. Por lo tanto, las autoridades espirituales han recomendado el proceso de cantar Hare Krishna en esta era.

A través de la experiencia práctica también podemos percibir que al cantar este maha-mantra, o “gran canto para la liberación” uno puede sentir al instante éxtasis trascendental proveniente del estrato espiritual. Uno está en realidad en el plano de la comprensión espiritual cuando ha sobrepasado los niveles sensorial, mental, e intelectual y está situado en el plano trascendental.

Este canto del Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare, actúa directamente desde la plataforma espiritual, y sobrepasa todos los estados de conciencia inferiores, es decir, sensual, mental e intelectual. No hay necesidad de comprender el idioma del mantra, ni hay ninguna necesidad de especulación mental, ni ningún ajuste intelectual para cantar este mahamantra.

Ello surge en forma automática de la plataforma espiritual, y como tal, todo el mundo puede participar y danzar en éxtasis con esta vibración sonora trascendental sin ninguna calificación previa.

Nosotros hemos visto esto en la práctica, aún un niño puede participar en el canto, o aún un perro puede hacerlo también.

El canto debe escucharse, sin embargo, de los labios de un devoto puro del Señor, de modo que el efecto inmediato pueda alcanzarse. Debe evitarse en lo posible el canto que viene de los labios de los no devotos. La leche tocada por los labios de una serpiente tiene efectos venenosos.

La palabra Hara es una forma de dirigirse a la energía del Señor. Tanto Krishna como Rama son formas de dirigirnos directamente al Señor, y significan “el placer más elevado”. Hara es la suprema potencia de placer del Señor. Esta potencia, invocada como Hare nos ayuda a alcanzar al Señor Supremo.

La energía material, conocida como maya, es también una de las multipotencias del Señor. Las entidades vivientes son descritas como una energía que es superior a la materia. Cuando la energía superior está en contacto con la energía inferior se produce una situación incompatible. Pero cuando la potencia marginal está en contacto con la potencia espiritual suprema, Hara, se produce la feliz condición normal de la entidad viviente.

Las tres palabras, a saber, Hare, Krishna, y Rama son las semillas trascendentales del maha-mantra, y su canto es el llamado espiritual al Señor y a Su energía interna, Hara, para dar protección a las almas condicionadas. El canto es exactamente como el lamento genuino del niño por su madre. La madre Hara ayuda a lograr la gracia del supremo padre Hari, o Krishna, y el Señor se revela a Sí mismo a aquellos devotos que son sinceros.

Por lo tanto, ningún otro medio de realización espiritual es tan efectivo en esta era como el canto del maha-mantra:

Hare Krishna Hare Krishna
Krishna Krishna Hare Hare
Hare Rama Hare Rama
Rama Rama Hare Hare