El significado del Vyasa-puja de Srila Prabhupada

por Visuddha-sattva dasa

* * *

El significado del Vyasa-puja consiste en la celebración del aniversario de la aparición del maestro espiritual. Puja significa adoración. La adoración especial que se ofrece en este día no es una adoración ni un ritual ordinario. El cumpleaños de un alma condicionada  no es igual al homenaje espiritual que se le rinde a Sri Guru. El maestro espiritual, es el Gurudeva de los devotos;  él es un representante de Vyasadeva, la encarnación divina que compiló el conocimiento védico hace 5.000 años. En este día de Vyasa-puja, los discípulos ofrecen sus respetos al maestro espiritual y le demuestran su apreciación amorosa, celebrando su auspiciosa aparición.

La verdadera adoración del maestro espiritual es mucho más que una simple ofrenda de flores (punpanjali). La verdadera adoración de Sri Guru consiste en seguir sus instrucciones y servirlo en separación sin desviaciones  (vani-seva). Cuando el maestro espiritual no está presente físicamente, el discípulo lo honra, lo sirve y lo recuerda en separación. Para un discípulo genuino no existe separación del maestro espiritual. Vani,  seguir sus instrucciones y servirlo en separación, es más importante que vapu, el servicio físico cuando está presente. La “unión en separación” es por lo tanto uno de los conceptos o principios más elevados en la filosofía Gaudiya Vaisnava. En el libro Krishna, La Suprema Personalidad de Dios (Cap.34) Srila Prabhupada ha dicho:

“Los maestros espirituales deben enriquecer a los devotos hasta la más elevada perfección devocional. Sintiendo constantemente separación [viraha] mientras se está ocupado en el servicio del Señor, es la perfección de la conciencia de Krishna”.

El Vyasa-puja es la celebración de su aparición en este mundo, la fecha en que el maestro espiritual descendió en este plano terrestre como representante de Krishna para liberarnos, para abrirnos los ojos y sacarnos de la ignorancia, iluminando nuestra vida y alma con la antorcha del conocimiento trascendental. Esta clase de adoración no es una invención moderna. “Vyasa-puja” se refiere a la adoración del guru genuino que está conectado con la sucesión discipular que proviene de Srila Vyasadeva: Sri-guru-parampara. El secreto para entender el conocimiento védico se da en las Escrituras reveladas (sastras):

 

yasya debe para bhatir

yatha debe tatha gurau

tasyaite kathita hy arthah

prakaasante mahatmanah

 

“Sólo aquellas grandes almas que tienen fe implícita tanto en el Señor como en el maestro espiritual, todo el secreto del conocimiento védico le es revelado automáticamente”. (Svetasvatara Upanisad, 6.23)

En el Mundaka Upanisad (1.2.12) también se declara:

 

tad-viñjananartham sa gurum evabhigacchet

samit-panih srotiyam brahma-nistham

 

“Para aprender la ciencia trascendental, uno debe acercarse a un maestro espiritual genuino en la sucesión discipular, quien está fijo en la Verdad Absoluta.

El guru, debe ser especialmente adorado. Esto no es muy difícil de entender, incluso por un ejemplo material. Al representante de un rey,  de un presidente, de un alto dignatario o de una persona poderosa, se le brindan respetos debido a la posición que representan y son en realidad dirigidos hacia el rey o el presidente. Si alguien le hace algún regalo o le presenta alguna condescendencia o cortesía especial, no las toma para sí mismo, ni tampoco considera que las personas de las que recibe honores o respetos, lo están honrando a él y que es igual que el rey. No, el siempre permanece y se considera como un humilde sirviente.

Similarmente, el maestro espiritual es el siervo más obediente de la Suprema Personalidad de Dios, Krishna, y nunca piensa que sus discípulos lo están adorando a él. El simplemente lo acepta todo en nombre de Krishna. Por otra parte, en lo que concierne al discípulo, él no tiene otra forma de aproximarse a Krishna, excepto a través del genuino maestro espiritual. Al escuchar sus instrucciones, sirviéndolo y obedeciéndolo, el discípulo (sisya significa aquel que acepta disciplina, obediencia), podrá avanzar en el sendero espiritual.

La orientación divina que recibe del guru, lo iluminará y lo liberará de la ignorancia mediante la luz del conocimiento trascendental. Y este conocimiento sobre la Verdad Absoluta, ha descendido desde Vyasadeva, la suprema autoridad de la Literatura Védica, a través de una sucesión de maestro espirituales llamada Sri Guru-parampara.

Este es el proceso para recibir el conocimiento que desciende del plano superior (avarodha-pantha, sruti-dhara); oír de la fuente correcta. Y este conocimiento sobre la Verdad Absoluta ha descendido a través de Vyasadeva, la suprema autoridad de la Literatura Védica, a través de una sucesión de maestros espirituales llamada Sri Guru-parampara. Vyasadeva lo recibió de Narada, y este de Brahma, quien en el principio de la creación fue iluminado por Krishna Mismo, el guru original (adi-guru). De allí la Brahma-Madhva Gaudiya-sampradaya. Por eso, sin la misericordia del maestro espiritual, el representante de Vyasadeva, nadie puede recibir la gracia del Señor Krishna.

Srila Visvanatha Chakravarti Thakur, una gran acharya en la línea de Sri Chaitanya Mahaprabhu, la Sri Rupanuga-sampradaya, ha escrito en el último de sus ocho slokas del Sri Gurvastaka:

 

yasya prasadaabhagavat-prasado

yasya-aprasadan na gatih kuto’ pi

dhyayan stuvams tasya yasas tri-sandhyam

vande guroh sri-caranaravindam

 

“Por la misericordia del maestro espiritual se reciben las bendiciones de Krishna. Sin la Divina Gracia del maestro espiritual nadie puede avanzar espiritualmente. Por lo tanto, debe siempre respetarse y honrarse a Sri Guru”.

Por lo tanto, se le debe ofrecer todo el respeto, adoración y servicio humilde al maestro espiritual, quien es nombrado como “Su Divina Gracia” debido a que sin su ayuda nadie puede liberarse del repetido ciclo de nacimiento y muerte.

Puede continuar leyendo en el enlace a continuación: