Karttika: Mes favorito del Señor Krishna

El más auspicioso mes, Karttika / Damodara, comenzó el pasado 6 de octubre. Este mes es muy querido por el Señor Krishna, ya que en él, realizó algunos de sus más bellos y misericordiosos pasatiempos. Entre los más famosos está el Damodara-lila.

A continuación, presentamos un artículo de la revista De Vuelta al Supremo, extraído de la edición de Noviembre/Diciembre 2012.

Por Vamshi Vihari Dasa

Un mes lleno de amor, devoción y gratitud.

Después de pasar por el verano y el húmedo monzón, se percibe en la India, sharat, o el otoño, como una de las estaciones más hermosas del año. De acuerdo con el calendario védico, sharat cae durante los meses de Ashvin y Karttika, de los cuales Karttika tiene un significado especial, ya que es el favorito del Señor Krishna.

Todo el mundo prefiere ciertos alimentos, bebidas, ropa y música, y el Señor Krishna no es una excepción. De hecho, tenemos nuestros gustos, porque somos parte de Krishna, que tiene Sus gustos personales. A Krishna Le encanta la ropa amarilla, la mantequilla, las plumas de pavo real, las vacas, las flautas, y la tierra de Vrindavana. Del mismo modo, de todos los meses, Él ama Karttika.

Mes del Amor

El servicio devocional se puede realizar en cualquier momento, en cualquier lugar, sin embargo, los devotos saben bien que el servicio devocional realizado durante Karttika es especialmente agradable al Señor. Por lo tanto, realizan austeridades y prácticas devocionales adicionales durante este mes. Aunque las escrituras védicas describen en detalle los beneficios materiales que se pueden obtener mediante la realización de servicio devocional durante Karttika, los devotos puros del Señor Krishna no tienen ningún interés en ellas. Más bien, sólo están interesados en agradar al Señor. Cada año, los devotos de ISKCON esperan con impaciencia la llegada de Karttika, cuando ellos, a diario cantan las oraciones de Damodarastakam y ofrecen amor y sincera devoción, circundando lámparas de ghee al Señor. Durante todo el mes están tan inmersos en los pasatiempos infantiles de Krishna Damodara que se les oye cantar constantemente sobre ellos.

Las oraciones del Damodarastakam, compuestas por Satyavrata Muni, describen bellamente el pasatiempo de Damodara, en el que Yasoda ata al travieso Krishna a un mortero. Las oraciones también dan información acerca de Dios, de Sus devotos, y la ciencia del servicio devocional. Las lecciones esenciales que aprendemos de los pasatiempos y las oraciones de Damodarastakam son que, el omnipresente y omnipotente Señor es fácilmente conquistado por el amor de Su devoto, y que los devotos saturados de amor, no desean nada sino escuchar constantemente y glorificar Sus pasatiempos constantemente.

Oh Señor, si bien Tú puedes otorgar todo tipo de bendiciones, yo no oro por la liberación, ni por vivir eternamente en Vaikuntha, ni por ninguna otra gracia. Oh Señor, simplemente deseo que esta forma Tuya como Bala Gopala esté siempre presente en mi corazón; ¿Cuál es la utilidad para mí de alguna otra bendición aparte de ésta? Oh Señor, Tu rostro de loto, rodeado por mechones de suave cabello negro, es besado una y otra vez por madre Yasoda, y Tus labios son rojos como la fruta bimba. Que esta hermosa visión esté siempre presente en mi corazón. Miles y miles de otras bendiciones son inútiles para mí.
—Damodarastakam 4–5

Esta oración revela el humor del servicio devocional puro y la vida de los devotos puros, la esencia y la dulzura del mes de Kartika.

El pasatiempo de Damodara

De acuerdo a Srila Visvanatha Cakravarti Thakura, el Señor Krishna realizó el Damodara-lila en el día de Dipavali (Diwali). En este pasatiempo, que se describe en el Décimo Canto del Srimad-Bhagavatam, Krishna enfureció a su madre, Yasoda, rompiendo un bote de mantequilla. Luego salió corriendo, cuando Él vio a madre Yasoda persiguiéndole. Después, Yasoda atrapó al bebé Krishna y trató de atarlo con cuerdas a un mortero. Pero, sorprendentemente, encontró que la cuerda que estaba usando era de dos dedos más corta. Aunque añadió más cuerda, cada vez que trataba de atar al travieso Krishna encontró que la cuerda era exactamente dos dedos más corta. Finalmente, Krishna, apreciando el arduo esfuerzo de su madre, permitió que Le atarse. Los devotos comenzaron a llamarle Damodara, "aquel cuyo udara (vientre) es atado por dama (cuerdas).” Srila Prabhupada escribe:

Los yoguis, místicos, desean capturar a Krishna como Paramatma, y con grandes austeridades y penitencias, tratan de acercarse a Él; sin embargo, no pueden. Aún así, aquí vemos cómo Krishna va a ser capturado por Yasoda y huye con miedo. Esto ilustra la diferencia entre el bhakta y el yogui. Los yoguis no pueden llegar a Krishna, pero para los devotos puros como madre Yasoda, Krishna ya está capturado. Krishna tenía incluso miedo del palo de madre Yasoda... Krishna tiene miedo de la madre Yasoda, y los yoguis tienen miedo de Krishna.
—Srimad-Bhagavatam 10.9.9, Significado

Cuando los devotos ven al amo de todo el universo unido por el amor de Su devoto, sus corazones están llenos de gratitud extrema. Atraídos por las cualidades divinas de Krishna, sus corazones están incontrolablemente atraídos hacia Él. Aunque los devotos no desean someter al Señor, Él se complace en ser ordenado y controlado por Sus devotos. Cada uno trata de ser controlado por el otro, porque cuando el amor está presente, la felicidad no consiste en ganar, sino en ser conquistado. Srila Prabhupada escribe en su significado al Srimad-Bhagavatam (6.16.34), “El Señor y los devotos se conquistan mutuamente. El Señor es conquistado por los devotos, y los devotos son conquistados por el Señor. Porque al ser conquistados por el otro, ambos derivan bienaventuranza trascendental de su relación.”

Después de sumergir sus mentes en este maravilloso pasatiempo durante un mes entero, los devotos se sienten mucho más vinculados a su Señor. También usted puede tratar de realizar esta inmersión. Si es posible, visite un templo de ISKCON y participe en las oraciones del Damodarastakam a lo largo de Karttika, ofreciendo su propia devoción al Señor Damodara con su lámpara. Si usted no puede visitar un templo de ISKCON, por favor haga el arreglo para cantar estas oraciones y ofrecer lámparas en el hogar.

Otros eventos en Karttika

Después de matar al demonio Ravana, el Señor Ramacandra entró en Ayodhya en Dipavali. Para celebrar este evento los habitantes de Ayodhya utilizan lámparas para iluminar la ciudad, la cual en catorce años de ausencia del Señor, había llegado a parecer una ciudad embrujada por fantasmas.

Ayodhya es como nuestro corazón, y Sita-Rama son la fuerza vital dentro de ese corazón. Ayodhya era una vez una ciudad rica, pero cuando Sita y Rama se fueron, los residentes sintieron que habían perdido sus corazones y se comportaban como cadáveres con movimiento. Es imposible describir la agonía mental que estas personas sufrieron en la separación de su amado Señor. Llevaban a cabo sus tareas diarias sólo como una formalidad y mantenían sus vidas sólo con la esperanza de que algún día volverían a ver al Señor Rama. Caitanya Mahaprabhu expresó sus propios sentimientos de separación en su Siksastaka (7): sunyayitam jagat sarvam govinda-virahena me. “En tu ausencia, siento que todo el universo es un vacío triste.”

Cuando el Señor Rama regresó a Ayodhya, los residentes de la ciudad recuperaron su vida y sus corazones angustiados se iluminaron de alegría. Esta luz se manifestó en la forma de lámparas encendidas.

Govardhana Puja también ocurre en el mes de Karttika. Cuando Krishna convenció a Nanda Maharaja para detener la Puja tradicional de la familia a Indra, un enfurecido Indra envió un fuerte aguacero sobre Vrindavana. Pero debido a que Krishna protegía Vrindavana, Indra no pudo destruir una partícula de polvo de esta tierra santa. Con el dedo meñique de su mano izquierda, sin esfuerzo, Krishna levantó la colina Govardhana y aplastó el orgullo de Indra, protegiendo así a los devotos en Vrindavana.

Este pasatiempo, también, demuestra el amor ilimitado de Krishna por Sus devotos. En el Bhagavad-gita (18.66) Krishna nos asegura que si dejamos de lado todas las variedades de religión y sencillamente nos entregamos a Él, Él nos protegerá en todas las situaciones. Al levantar la Colina Govardhana, Krishna mostró como Él irá a cualquier extremo para proteger a Sus devotos amorosos. Al meditar en este pasatiempo, los devotos se sienten muy agradecidos y están dispuestos a renunciar a todo y entregarse a Krishna.

Por último, para los devotos de ISKCON el mes de Karttika tiene otra importancia: el fundador acharya de ISKCON-Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, dejó este mundo durante este mes y se reunió con el Señor Krishna en Sus pasatiempos eternos en el mundo espiritual. Todos, especialmente los devotos de ISKCON, permaneceremos eternamente en deuda con Srila Prabhupada, sin cuya orientación, nunca hubiéramos entendido la importancia de Damodara-lila, Dipavali, Govardhana Puja, o Karttika, ni hubiéramos apreciado el amor inconcebible entre el Señor y Su devoto.

Fuente: http://btg.krishna.com/es/karttika-mes-favorito-del-se%C3%B1or-krishna

A continuación, les presentamos un hermoso audio del Sri Damodarastakam, interpretado por Havi Prabhu - Ilan Chester, discípulo iniciado de Srila Prabhupada, en su álbum de 1999 Bhakti, además de la letra la canción, junto a su significado.

Sri Damodarastakam
(Hallado en el Padma Purana de Krsna Dvaipayana Vyasa, hablado por Satyavrata Muni en una conversación con Narada Muni y Saunaka Rsi).

“En el mes de Karttika debe adorarse al Señor Damodara, y debe recitársele diariamente la oración conocida con el nombre de Damodarastakam, que pronunció el sabio Satyavrata y que atrae al Señor Damodara.”
(Sri Hari-bhakti-vilasa 2.16.198)

(1)
namamisvaram sac-cid-ananda-rupam
lasat-kundalam gokule bhrajamanam
yasoda-bhiyolukhalad dhavamanam
paramrstam atyantato drutya gopya
(2)
rudantam muhur netra-yugmam mrjantam
karambhoja-yugmena satanka-netram
muhuh svasa-kampa-trirekhanka-kantha-
sthita-graivam damodaram bhakti-baddham
(3)
itidrk sva-lilabhir ananda-kunde
sva-ghosam nimajjantam akhyapayantam
tadiyesita-jñesu bhaktair jitatvam
punah prematas tam satavrtti vande
(4)
varam deva moksam na moksavadhim va
na canyam vrne ‘ham varesad apiha
idam te vapur natha gopala-balam
sada me manasy avirastam kim anyaih
(5)
idam te mukhambhojam atyanta-nilair
vrtam kuntalaih snigdha-raktais ca gopya
muhus cumbitam bimba-raktadharam me
manasy avirastam alam laksa-labhaih
(6)
namo deva damodarananta visno
prasida prabho duhkha-jalabdhi-magnam
krpa-drsti-vrstyati-dinam batanu-
grhanesa mam ajñam edhy aksi-drsyah
(7)
kuveratmajau baddha-murtyaiva yadvat
tvaya mocitau bhakti-bhajau krtau ca
tatha prema-bhaktim svakam me prayaccha
na mokse graho me ‘sti damodareha
(8)
namas te ‘stu damne sphurad-dipti-dhamne
tvadiyodarayatha visvasya dhamne
namo radhikayai tvadiya-priyayai
namo ‘nanta-lilaya devaya tubhyam

SIGNIFICADO

1 Le ofrezco mis humildes reverencias al Señor Supremo, Sri Damodara, cuya forma corporal es la personificación de la existencia eterna, el conocimiento y la bienaventuranza y que resplandece hermosamente en el divino reino de Gokula. Sus zarcillos con forma de tiburón se mueven oscilando cuando huye apresuradamente de Madre Yasoda, que Lo persigue [por haber roto el tarro de yogur que batía para hacer mantequilla, y por robarle la mantequilla que había dejado colgada de un soporte]. Él se aleja corriendo del mortero de madera, temeroso de Madre Yasoda, que corre velozmente tras Él hasta atraparlo.
2 [Viendo el palo de batir en manos de Su madre], llora y frota Sus ojos una y otra vez con Sus manos de loto. Su mirada refleja mucho temor y el collar de perlas que rodea Su cuello, semejante a una caracola marcada con tres líneas, tiembla por la agitada respiración producida por Su llanto. Al Señor Supremo, Sri Damodara, cuya cintura no es atada con cuerdas, sino con el amor puro de madre Yasoda, Le ofrezco mis humildes reverencias.
3 Con estos pasatiempos infantiles, Él sumerge a los habitantes de Gokula en lagos de éxtasis, y revela a los devotos que están absortos en el conocimiento de Su majestad y opulencia supremas que sólo aquellos cuyo amor puro está lleno de familiaridad, libre de toda concepción de temor y reverencia, pueden conquistarlo. De nuevo, cientos y cientos de veces, le ofrezco con gran amor mis reverencias al Señor Damodara.
4 ¡Oh, Señor! aún cuando Tú eres capaz de otorgar todo tipo de bendiciones, no te pido el don de la liberación impersonal, ni la liberación suprema de la vida eterna en Vaikuntha, ni cualquier otro beneficio [que se pueda conseguir practicando los nueve procesos del bhakti]. ¡Oh, Señor!, simplemente deseo que Tu forma de Bala Gopala en Vrndavana se manifieste siempre en mi corazón, pues ¿de qué me sirve cualquier otra bendición?
5 ¡Oh, Señor! Tu cara de loto, rodeada de mechones y bucles de Tus negros cabellos, enrojecidos y suaves, es besada una y otra vez por madre Yasoda y Tus labios tienen el rojo del fruto bimba. Que esta hermosa visión de Tu rostro de loto se manifieste siempre en mi corazón. ¿Para qué otras miles y miles de bendiciones?
6 ¡Oh, Dios Supremo! Ofrezco reverencias ante Ti. ¡Oh, Damodara! ¡Oh, Ananta! ¡Oh, Vishnu! ¡Oh, mi Señor, complácete conmigo! Posando Tu misericordiosa mirada sobre mí, libera a este pobre tonto ignorante, inmerso en un océano mundano de lamentaciones, y hazte visible ante mis ojos.
7 ¡Oh, Señor Damodara!, así como liberaste de la maldición de Narada a los hijos de Kuvera, Manigriva y Nalakuvara, y los hiciste grandes devotos, en Tu forma de niño con la cuerda del mortero de madera atada a tu cintura, concédeme a mí tu propio prema-bhakti. Este es mi único anhelo, ya que no deseo ningún tipo de liberación.
8 ¡Oh, Señor Damodara!, en primer lugar ofrezco mis reverencias a la brillante cuerda refulgente que ata tu cintura. Seguidamente ofrezco mis reverencias a tu cintura, que es la morada del universo entero. Me postro humildemente ante Tu bienamada Srimati Radharani, y Te ofrezco todas mis reverencias a Ti, Supremo Señor que manifiestas pasatiempos ilimitados.