Lectura de la semana: El Bhagavad-gita Tal Como es, 16.23

El Bhagavad-gītā tal como esCapitulo Dieciséis: La naturaleza divina y la demoníaca, Texto 23

Traducción del sánscrito original al inglés, transliteración latina y diacríticas, por Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada

 

yaḥ śāstra-vidhim utsṛjya
vartate kāma-kārataḥ
na sa siddhim avāpnoti
na sukhaṁ na parāṁ gatim

 

Palabra por palabra: 

yaḥ — cualquiera que; śāstra-vidhim — las regulaciones de las Escrituras;utsṛjya — abandonando; vartate — permanece; kāma-kārataḥ — actuando caprichosamente con lujuria; na — nunca; saḥ — él; siddhim — perfección;avāpnoti — alcanza; na — nunca; sukham — felicidad; na — nunca; parām — el supremo; gatim — estado de la perfección.

 

Traducción: 

Aquel que hace a un lado las disposiciones de las Escrituras y actúa según sus propios caprichos, no consigue ni la perfección, ni la felicidad, ni el destino supremo.

 

Significado: 

Como se describió antes, el śāstra-vidhim, o la guía del śāstra, se les da a las diferentes castas y órdenes de la sociedad humana. Se espera que todo el mundo siga esas reglas y regulaciones. Si uno no las sigue y actúa caprichosamente llevado por su lujuria, codicia y deseo, entonces nunca será perfecto en su vida. En otras palabras, puede que un hombre conozca teóricamente todas estas cosas, pero si no las aplica en su propia vida, entonces se lo debe conocer como lo más bajo de la humanidad. En la forma de vida humana, se espera que la entidad viviente sea cuerda y siga las regulaciones que se dan para que eleve su vida al plano más elevado de todos, pero si no las sigue, entonces se degrada. Sin embargo, incluso si sigue las reglas, las regulaciones y los principios morales y al final no llega a la etapa en la que se entiende al Señor Supremo, entonces todo su conocimiento se malogra. E incluso si acepta la existencia de Dios, si no se dedica al servicio del Señor, sus esfuerzos se malogran. Por consiguiente, uno debe ascender de a poco hasta el plano de conciencia de Kṛṣṇa y del servicio devocional; es en ese preciso momento cuando uno puede llegar a la etapa más elevada y perfecta de todas, y de ninguna otra manera.

La palabra kāma-kārataḥ es muy significativa. Una persona que viola las reglas conscientemente, actúa llevada por la lujuria. Ella sabe que está prohibido, pero aun así lo hace. Eso se denomina actuar caprichosamente. Ella sabe lo que se debe hacer, pero aun así no lo hace; por consiguiente, se dice que es caprichosa. Esa clase de personas están destinadas a ser condenadas por el Señor Supremo. Esas personas no pueden conseguir la perfección que le corresponde a la vida humana. La vida humana está hecha especialmente para purificar la existencia de uno, y aquel que no sigue las reglas y regulaciones no puede purificarse, ni tampoco puede alcanzar la verdadera etapa de la felicidad.

Traducción del inglés al español por Su Santidad Srila Virabahu Dasa, discípulo de Su Divina Gracia A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada.

Bhaktivedanta Book Trust International, 1984.

http://www.vedabase.com/es/bg/16/23

Especial para www.iskcon.com.ve,  1, marzo de 2016

Tags: